Una vez que hablamos de terminar labores, usted es el tipo de persona a la que le encanta que las cosas sean optimizadas y eficientes. Diablos, inclusive usa la navegación GPS para llegar a su centro comercial local y hallar la ruta más inmediata, aunque puede hacer aquel viaje cada día.

Ahora, el truco es llevar aquel grado de mejora y eficiencia a su operación de envío. Y la manera de realizarlo es aplicando sistemas de administración de transporte de última generación.

Este artículo explora la administración del transporte en la logística. Exploraremos cómo la gestión del transporte a través de un software logístico puede ayudarlo a llevar a cabo el sistema más eficiente posible para maximizar la productividad y deleitar a sus consumidores.

¿Qué es la administración del transporte?

La administración del transporte tiene relación con la supervisión de extremo a extremo de las operaciones de envío. Esto incluye todo, a partir de conductores y flotas hasta demandas y documentación del comprador.

Hasta hace poco, los gerentes de transporte utilizaban papel y hojas de cálculo para el control de las operaciones. Este proceso requería un extenso tiempo y era riesgoso.

No obstante, la industria del transporte marítimo está ahora en un estado de transformación digital. Cada vez más empresas están usando la tecnología para apurar las operaciones.

Como consecuencia, la mayor parte de las operaciones de administración permanecen cambiando a software y apps móviles específicas y otras denominadas sistemas de administración de transporte (TMS). Estas novedosas soluciones están revolucionando casi todos los puntos de la industria.

Cómo usan las compañías navieras el software

Al final del día, existe una diversidad de maneras de utilizar una app o TMS en un ámbito de envío. Con aquello en mente, estas son varias de las maneras en que las compañías navieras las utilizan para regir las operaciones cotidianas:

Desarrollar y hacer un seguimiento de los conductores

Los conductores son el componente esencial de cualquier operación de envío. Sin conductores, los productos no tienen la posibilidad de desplazarse durante la cadena de abasto, sencilla y llanamente. Los gerentes de la cadena de abasto utilizan TMS para coordinarse con los conductores.

Esto incluye todo, a partir de la coordinación de horarios y aseverarse de que haya suficientes personas de guardia a lo largo del día para ver las entregas de sus envíos en tiempo real.

Planifica y Optimiza Rutas

Las rutas tienen la posibilidad de modificarse inesperadamente, inclusive las rutas cotidianas que los conductores recorren una y otra vez. Ejemplificando, la obra puede incrementar el tráfico en un área definida. O tienen la posibilidad de abrirse diferentes rutas, como carreteras o puentes, acortando el tiempo entre un conductor y su destino.

Esta tecnología de automatización usa navegación GPS y telemática a bordo para optimizar automáticamente las rutas. Esto, paralelamente, asegura que los conductores realicen las entregas de la forma más eficiente.

A través de un TMS, un conductor puede inclusive cambiar de ruta a mitad de camino para eludir retrasos imprevisibles y llegar al comprador de forma más rápida.

Mejorar la experiencia del comprador

La experiencia del consumidor (CX) es una de las métricas más relevantes en el envío de hoy, debido a que los consumidores poseen infinitas posibilidades al alcance de la mano. Como tal, las compañías navieras tienen que ir más allá para defender y optimizar la CX en todo instante.

Ciertas app de optimización logística se coordinan con los paneles de administración de relaciones con los consumidores (CRM), lo cual ayuda a las empresas de transporte a hacer un seguimiento de la información de los consumidores y compartir notas con los miembros del equipo.

Esto puede tener un enorme efecto en la CX general. Por ejemplo, un comprador puede pedir que no se realicen entregas los martes en medio de las 11 am y la 1 pm. Un equipo puede llevar a cabo dicha solicitud por medio de un sistema CRM, que después se comunica con un TMS, asegurando que la solicitud del comprador se maneje con exactitud.

Menores precios de envío

El envío podría ser costoso y las compañías tienen que hacer un seguimiento de una diversidad de métricas para conservar los precios operativos en un grado manipulable. Ejemplificando, las empresas requieren medir los costos de la gasolina, el desgaste de los vehículos y las tarifas.

Mediante TMS, los precios de envío tienen la posibilidad de calcularse automáticamente, proporcionando a los gerentes pronósticos de costos cotidianos, mensuales y anuales.

Por cierto, ciertos sistemas inclusive usan IA (inteligencia artificial) avanzada para hacer predicciones de costos y darle una mano a los gerentes con llevar a cabo presupuestos y tomar elecciones. Además, el programa puede eliminar las conjeturas de la planificación presupuestaria. Esto ayuda a los conjuntos de envío a seguir estando al día y por abajo del presupuesto.

Seguimiento del inventario

La mala administración del inventario puede producir estragos en una operación de envío. Una vez que los consumidores realizan peticiones, los conjuntos de depósito requieren localizar inmediatamente los artículos, sacarlos de los estantes y subirlos a los camiones. Sin embargo, una vez que los productos no permanecen en stock, los consumidores tienen la posibilidad de llevar su comercio a otra parte en vez de aguardar días o semanas para que lleguen los reemplazos.

En otras palabras especialmente factible si poseen consumidores y aliados de la cadena de abasto que están esperando artículos. Un software puede servir como enlace de confianza entre los grupos de envío y depósito. El mismo puede habilitar alertas en tiempo real, peticiones automáticas y novedosas demandas, todo a partir de un tanteador centralizado.

Por epiba74

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.