¿Cuáles son sus necesidades de sueño nocturno? ¿Qué hace el sueño por tu salud? Al comprender las necesidades de su cuerpo, puede mejorar su horario de sueño y la calidad de su vida de vigilia.

La importancia del sueño

La calidad de su sueño por la noche afecta directamente su salud física y mental y lo bien que se siente durante el día. El sueño afecta su productividad, equilibrio emocional, salud cerebral y cardíaca, función inmunológica, creatividad, vitalidad e incluso su peso. ¡Ninguna otra actividad ofrece tantos beneficios con tan poco esfuerzo!

Sin embargo, cuando se esfuerza por cumplir con las demandas de una agenda ocupada, o simplemente le resulte difícil dormir por la noche, pasar menos horas puede parecer una buena solución. Pero incluso una mínima pérdida de sueño puede afectar considerablemente su estado de ánimo, energía, agudeza mental y capacidad para manejar el estrés. Y a largo plazo, la pérdida crónica de sueño puede causar estragos en su salud física y mental.

El sueño no es simplemente un momento en el que tu cuerpo se apaga. Mientras descansa, su cerebro se mantiene ocupado, supervisando el mantenimiento biológico que mantiene su cuerpo funcionando en óptimas condiciones, preparándolo para el día que le espera. 

Sin suficientes horas de sueño reparador, no podrá trabajar, aprender, crear y comunicarse a un nivel ni siquiera cercano a su verdadero potencial. .

La buena noticia es que no tiene que elegir entre salud y productividad. Al abordar cualquier problema de sueño y tomarse el tiempo para dormir lo que necesita cada noche, aumentará su energía, eficiencia y salud en general. De hecho, es probable que haga mucho más durante el día que si estuviera escatimando el sueño y tratando de trabajar más tiempo.

Necesidades de sueño

Existe una gran diferencia entre la cantidad de sueño que puede dormir y la cantidad que necesita para funcionar de manera óptima. El adulto promedio duerme menos de siete horas por noche. En la sociedad actual de ritmo acelerado, seis o siete horas de sueño pueden sonar bastante bien. En realidad, sin embargo, es una receta para la privación crónica del sueño.

El hecho de que pueda operar con seis o siete horas de sueño no significa que no se sentiría mucho mejor y haría más cosas si pasara una o dos horas más en la cama.

Si bien los requisitos de sueño varían ligeramente de persona a persona, la mayoría de los adultos sanos necesitan de siete a nueve horas de sueño por noche para funcionar de la mejor manera. Los niños y los adolescentes necesitan aún más. 

Y a pesar de la idea de que nuestras necesidades de sueño disminuyen con la edad, la mayoría de las personas mayores todavía necesitan al menos siete horas de sueño. Dado que los adultos mayores a menudo tienen problemas para dormir tanto tiempo por la noche, las siestas durante el día pueden ayudar a llenar el vacío.

La mejor manera de averiguar si está satisfaciendo sus necesidades de sueño es evaluar cómo se siente a medida que avanza el día. Si duerme suficientes horas, se sentirá con energía y alerta durante todo el día, desde el momento en que se despierte hasta la hora habitual de acostarse.

¿Crees que seis horas de sueño son suficientes?

Piensa otra vez. Investigadores de la Universidad de California en San Francisco descubrieron que algunas personas tienen un gen que les permite funcionar bien con seis horas de sueño por noche. Este gen, sin embargo, es muy raro y aparece en menos del 3% de la población. Para el otro 97% de nosotros, seis horas no es suficiente.

Señales de que no duermes lo suficiente

Si duerme menos de ocho horas cada noche, es probable que tenga falta de sueño. Es más, probablemente no tenga idea de cuánto le está afectando la falta de sueño.

¿Cómo se puede privar del sueño sin saberlo? La mayoría de los signos de falta de sueño son mucho más sutiles de lo que piensa.

Además, si tiene el hábito de escatimar en el sueño, es posible que ni siquiera recuerde lo que se siente estar realmente despierto, completamente alerta y disparando a toda máquina. Tal vez se sienta normal tener sueño cuando estás en una reunión aburrida, luchando contra la depresión de la tarde o durmiendo después de la cena, pero la verdad es que es «normal» si tienes falta de sueño.

Es posible que se le prive de sueño si …

  • Necesita un despertador para poder despertarse a tiempo;
  • Tiene dificultad para levantarse de la cama por la mañana;
  • Se siente lento por la tarde;
  • Se adormece en reuniones o conferencias;
  • Se adormece después de comidas copiosas o al conducir;
  • Necesita tomar una siesta para pasar el día;
  • Siente la necesidad de dormir hasta tarde los fines de semana.

Cómo dormir lo que necesitas

Ya sea que esté buscando resolver un problema específico del sueño o simplemente desee sentirse más productivo, mentalmente agudo y emocionalmente equilibrado durante el día, experimente con los siguientes consejos para dormir para ver cuál funciona mejor para usted:

Descarte causas médicas de sus problemas para dormir: Una alteración del sueño puede ser un síntoma de un problema de salud física o mental, o un efecto secundario de ciertos medicamentos.

Cíñete a un horario de sueño regular: Apoye su reloj biológico acostándose y levantándose a la misma hora todos los días, incluidos los fines de semana.

Haga ejercicio con regularidad: El ejercicio regular puede mejorar los síntomas de muchos trastornos y problemas del sueño. Intente realizar 30 minutos o más de actividad la mayoría de los días, pero no demasiado cerca de la hora de acostarse.

Sea inteligente con lo que come y bebe: La cafeína, el alcohol y los alimentos azucarados pueden interrumpir su sueño, al igual que comer comidas pesadas o beber muchos líquidos demasiado cerca de la hora de acostarse.

Obtenga ayuda con el manejo del estrés: Si el estrés de manejar el trabajo, la familia o la escuela lo mantiene despierto por la noche, aprender a manejar el estrés de manera productiva puede ayudarlo a dormir mejor por la noche.

Mejora tu entorno de sueño: Mantenga su dormitorio oscuro, silencioso y fresco, y reserve su cama solo para dormir y tener relaciones sexuales.

Desarrolle una rutina relajante a la hora de acostarse: Evite las pantallas, el trabajo y las conversaciones estresantes a altas horas de la noche. En cambio, relájese y calme su mente tomando un baño tibio, leyendo con una luz tenue o practicando una técnica de relajación para prepararse para dormir.

Posponga la preocupación: Si se despierta durante la noche sintiéndose ansioso por algo, anótelo brevemente en un papel y posponga la preocupación por ello hasta el día siguiente, cuando será más fácil de resolver.

Por epiba74

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *